Traductor electrónico

Este traductor es una herramienta para ser utilizada exclusivamente por la comunidad de PDI y PAS del SUG. El resto de la comunidad universitaria puede utilizar el mismo traductor en versión gratuíta on line para texto plano en la URL: http://www.opentrad.com/

Apreciado miembro de la comunidad universitaria,

Dentro de los proyectos llevados a cabo desde el Consorcio para el Desarrollo de Aplicaciones para la Gestión Universitaria (CIXUG), el Vicerrectorado de Titulaciones, Calidad y Nuevas Tecnologías pone a disposición de la comunidad universitaria, vía intranet, un servicio de traducción automática que trabaja con hasta 14 pares de lenguas, de los cuales en estos momentos presentan un mayor desarrollo, por razones obvias, aquellos que nos resultan de mayor interés para nuestro entorno: castellano-gallego, gallego-castellano. El traductor está disponible en http://tradutor.udc.es/ y permite la traducción de textos de manera directa, la posibilidad de traducir ficheros (formatos TXT, HTML, DOC, ODT, ODS, ODP DOCX, XLSX y PPTX) y la traducción de páginas web..

Esta nueva herramienta hay que enmarcarla en un proceso de mejora y modernización de los servicios y puede contribuir a un aumento de uso de la lengua definida como propia en los estatutos de la Universidad -el gallego- y a una mejor gestión de la documentación que se genera en la Universidad y de la que es preciso disponer de versiones en las dos lenguas reconocidas como oficiales.

Desde el Vicerrectorado entendemos el traductor como una herramienta excelente para, por citar algunos ejemplos, elaborar la versión castellana de aquella documentación que tenga que producir efectos fuera de Galicia o de la que, por razones de materia, sea aconsejable disponer de versión bilingüe. También puede ser útil para la traducción al gallego de material de aula por parte del personal docente o de aquel material de apoyo empleado en cursos o congresos como puede ser el caso de una presentación electrónica.

No obstante, cabe hacer alguna precisión con respecto a su manejo: el texto resultante de una traducción automática NUNCA debe ser entendido como un texto definitivo, sino que es imprescindible que sea revisado y comparado con su original por la persona responsable. Además, el texto resultante presentará un mayor grado de corrección cuantos menos errores presente el original. Hace falta tener presente que un traductor automático no es una herramienta cerrada cuya construcción se pueda dar por finalizada, sino que está en constante proceso de mejora y perfeccionamiento, proceso en el cual la colaboración de las personas usuarias es de extrema utilidad y en el que el Vicerrectorado adquirió el compromiso de participar a través del Servicio de Normalización Lingüística.

Es por eso que se creó la dirección electrónica tradutor@udc.es a la que se pueden enviar aquellos errores o carencias que se detecten, o preguntar aquellas dudas que pudieran surgir acerca de su utilización y el número de ext. 5775 del CAU específico para su soporte técnico.