MUTAGENESIS AMBIENTAL

El objetivo del workshop dedicado a Mutagénesis Ambiental fue presentar un panorama, no exhaustivo, de algunos de los aspectos de la investigación que llevan a cabo los grupos españoles.

La Dra. C. Pueyo (Universidad de Córdoba) presentó los trabajos de su grupo sobre la actividad de las alquiltransferasas de diferente origen, procariotas y eucariotas, sobre los daños inducidos por haloalcanos con el objetivo de conocer mejor el mecanismo por el cual las células tumorales presentan resistencia frente a los agentes alquilantes utilizados en quimioterapia del cáncer.

El Dr. F. Cortés (Universidad de Sevilla), inició su presentación con una revisión de la actividad biológica de las ADN-topoisomerasas, para presentar después los resultados que han obtenido en su laboratorio, los cuales apuntan hacia un papel activo de las topoisomerasas en la reparación del daño producido por la radiación ionizante, si bien esos resultados no permiten descartar un papel más inespecífico de estas enzimas.

En tercer lugar, el Dr. R. Marcos (Universidad Autónoma de Barcelona), ejemplificó con diferentes casos, como la información que surge del conocimiento de la estructura del genoma, y la construcción subsiguiente de sondas específicas para diferentes regiones cromosómicas, permite un refinamiento en los ensayos de genotoxicidad y, consecuentemente, un incremento de la información que se obtiene con esos ensayos.

La penúltima presentación del workshop fue expuesta por la Dra. L.M. Sierra (Universidad de Oviedo) quien mostró los resultados obtenidos en el análisis de espectros moleculares de mutación inducidos por una variedad de compuestos químicos en D. melanogaster bajo una diversidad de condiciones. En esta presentación se puso de manifiesto la bondad de esta especie como organismo modelo de eucariotas superiores en estudios mecanísticos de genotoxicidad.

El Dr. E.W. Vogel (Universidad de Leiden, Holanda) comenzó su exposición haciendo una revisión de los intentos que se han llevado a cabo para categorizar la "potencia" de los agentes genotóxicos, con el objetivo de utilizar esa información en estimaciones de peligrosidad y riesgo, mostrando las ventajas y limitaciones de esos métodos y planteando una nueva metodología que combina información proveniente de los métodos precedentes. Esta nueva metodología se aplicó a 41 compuestos químicos, de los que 37 son drogas antineoplásicas, que se unen covalentemente al ADN. La conclusión general que se obtuvo es que existe una fuerte correlación entre potencia carcinogénica, toxicidad aguda inducida y mutagenicidad en la línea germinal.

Miguel Angel Comendador
Universidad de Oviedo